Altavoz Cultural es un grito.

No contenido, ni atronador. Necesario, sin pretensiones mayores a las de un megáfono, micrófono, lienzo gigantesco.

En blanco.

En mil colores.

Altavoz es Alta-Voz.