Nuestra invitada: Sandra Barrera Martín

¿Qué distingue a la poesía de Sandra Barrera Martín? ¿Qué elementos relacionados con otras artes podemos encontrar en ella?
Supongo que todas las poesías son distintas, pues cada poeta escribe diferente y crea desde distintos lugares. En mi caso, escribo versos por necesidad. Es la mejor manera que tengo de liberarme, de exteriorizar todas esas cosas que siento, pienso o percibo y que, de otra manera, se me acabarían astillando. Por otro lado, supongo que, por mi estrecha relación con el mundo del teatro, es bastante frecuente que, inevitablemente, en mis poemas se cuelen elementos de este maravilloso universo de la escena, transformándose en muchas ocasiones en metáforas de la vida y de la existencia.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Qué origina y qué da forma a tus versos?
Supongo que simplemente escribo… Escribo para respirar, para volar, para salir a flote… Escribo porque me muero, para morirme, por no morir. Moldeo cada instante en una papiroflexia de versos que, a su vez, me reconstruyen.

¿Cuáles son tus referentes poéticos? Por otro lado, ¿qué esperas dejar a través de tus obras publicadas?
Siempre me parece un poco complicado hablar de “mis referentes poéticos”. Supongo que, por el hecho de haber devorado y disfrutado infinitamente sus versos, podría destacar autores como Ángel González, Gloria Fuertes, Claudio Rodríguez, Jaime Gil de Biedma, Federico García Lorca, Manuel Machado, Charles Baudelaire, Jorge Luis Borges, Alfonsina Storni o Alejandra Pizarnik. Por otro lado, supongo que a través de mis obras únicamente pretendo hacer partícipe de mis adentros a quien me lea y tal vez provocar algún tipo de conexión en una suerte de unión de sensibilidades.

¿Cuál es tu siguiente proyecto? ¿Qué te queda por hacer en el mundo literario?
Ahora mismo tengo entre mis archivos concluidos un poemario ilustrado titulado Máscaras y estoy en proceso de búsqueda de alguna editorial que quiera acogerlo con cariño. En el mundo literario me queda TODO por hacer, pues, en mi opinión, tanto el poeta como cualquier persona -especialmente el “individuo creador”- se encuentran en una búsqueda constante -en la que, por supuesto, caben tanto las victorias como las derrotas- que siempre permanece abierta e incompleta; ya que, si se completase, la vida carecería de sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s