Relatos nada sexis, Ménades Editorial

Cuando me llegó este libro y leí el prólogo escrito por la editora pensé que era un libro que necesitaba y que sabía que me iba a hacer reír algunas veces y otras muchas no me iba a hacer sentir cómoda o incluso llegaría a dolerme. Me he contenido para no escribir un textito de cada relato, pero ahí va un pequeño bocado. Muchas gracias Ménades por tan tremendo trabajo y a cada una de las autoras.

En Treinta años de casados de Ma Paz Osorio Lozano viajamos a una casa donde el gozo es solo para el marido y la mujer tiene que aprender por sí sola lo que es un orgasmo y termina como muchas cerrando la puerta. 

Buscar, no encontrar de Ana Herón nos habla de esas veces que ligamos en internet y no salen bien. 

Ay, con Cagada en La Habana de Alicia Gil Gómez me reí mucho y el final no me sorprendió. Lo que me sorprendió fue lo mundano de la historia, ¿quién no ha hecho alguna vez una igual?. 

Con Maca de Raquel Pons García me sentí representada cuando tu cuerpo te dice cosas que nosotras no vemos. A todas nos ha pasado alguna vez y en esta historia nos vi muy reflejadas.

Con La puta foto de Ana Pellicer Vázquez siento una rabia juntada con pena que me matan por dentro. Ana, querida, este viaje de dolor al pasado es abrumador y esa lucha por el presente es esperanzadora. 

Ay, llega un relato que me hace recordar cómo es ser Hermana Pequeña; lo firma Silvia S. Muñoz, que nos cuenta la rabia de un amor escondido que te arrebata sin pensar y, claro, lo que puede pasar si enfadas a una hermana pequeña. MAGNÍFICO. 

En Vaya trio Elena Salvador Beraza nos descubre lo maravilloso que es ir con grandes expectativas a tu primer coito y lo mal que puede salir en todas sus variantes. De los relatos que más gracia me hicieron. 

Joder con El encantador señor sonrisas de Guadalupe Eichelbaun… Es un ‘no es todo oro lo que reluce’ en toda regla y eso que no me esperaba que fuera por esos derroteros. 

En su genialidad, esta antología de relatos es una obra de arte, de historias escritas por mujeres que se cansan de la ficción y que tienen mucho que contar al mundo. Muchas historias graciosas y otras tantas que te abren por dentro pero que en un conjunto son belleza. 

Porque hay verdaderas escritoras bajo estas páginas y es una de esas obras que volveré a coger de la estantería con gusto dentro de unos meses e incluso años. 

No perdáis el tiempo y haceros con ella.

Rut Alameda

-Altavoz Cultural-

2 Comentarios

Responder a rutalameda Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s