Francisco Nieva

Querido Francisco:
Hay gritos desesperados a través de manos que sujetan el pelo de quien acude al teatro por si el salvavidas. También hay personas que juntan demasiado la M del drama por miedo a que se escape cualquier sensación terrenal.
Naciste en el año justo de la generación con más lágrimas que ha dado a luz España. Naciste en el año del precio justo y del abrazo largo.
Has conocido muchos tipos de fe, pero los dos sabemos que la madera arde y el corral permanece, como quien sopla a contracorriente queriendo romper el viento.
No ha pasado mucho desde que no estás, pero los lobos siguen escondiéndose en bosques sin nombre porque la protección sale cara para cualquier especie.
Hay muchas etapas en tu corral, pero todas huelen a chimenea con luces de colores y chocolate caliente. Y no se me ocurre mejor forma de leerte que en voz alta y con anotaciones subrayadas.
Gracias infinitas por todas las frecuencias.
Atentamente:
La brevedad en clave

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s