Querido Leopoldo:
Hay batallas de nudos ardiendo en tejados ajenos.
Hay maneras y conjugaciones, pero sinceramente, el verbo m s bonito lo llevas en presente como nombre.
Hay finales en los d as raros y rincones de Vetusta que todav a no llego a conocer. Me encantar a decirte que la vida se sigue contando en papel, pero cada vez somos m s de luces sobre planos.
Hay acero en algunas puntas de zapato porque todav a nos queda mucho de lo que protegernos.
Las monedas siguen tiendo dos caras y el molino result  ser un gigante sentado en un pupitre poco proporcionado. Pero seguir  existiendo la cultura general, la lectura obligatoria, y t  a la altura del hombro de cualquier abril.
A veces parece que nos queda poco de muchas cosas, pero luego cierro los ojos y recuerdo que sigues sonando en las aulas, p rrafo por p rrafo y pregunta por pregunta.
Hablo desde la dulzura de tildarte en nombre en may scula y cantarlo entre nubes y claros de cualquier d a de abril.
Gracias por el cuento y la letra.
Atte.:
Las plumas que cuidan el vuelo de tu apellido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s