Nuestro invitado: Rafa Madueño

¿Cómo nace tu amor por la poesía? ¿Qué destaca de la poesía de Rafa Madueño?
No sé si es amor lo que hay entre la poesía y yo. Si personificamos el asunto, diría que lo nuestro es más sexual que sentimental o platónico. Siento verdadero placer ante la lectura de algunos poemas o versos sueltos. Así pues, y como consecuencia de lo dicho, el hecho de escribir poesía se podría considerar casi un ejercicio de onanismo y, por tanto, muy cercano a una necesidad vital.
En cuanto a la segunda pregunta, no creo ser un observador con buena perspectiva para contestarla, lo que sí puedo decir es que lo que escribo es lo que soy y lo que pienso en el momento que lo hago. Hay por tanto verdad, verdad sobre lo que siento y sobre mi visión particular del mundo.

¿Cómo evoluciona tu poética desde tu primer poemario (Poemas descarnados y un suspiro de esperanza) hacia tu segundo poemario (Cuando dos son uno)?
Bueno, está claro que las personas que hayan leído los dos libros apreciarán diferencias entre uno y otro, tanto en el fondo como en las formas. El primer libro es muy personal, muy autobiográfico, y el segundo es un libro más empático, en el sentido que no sólo he escrito sobre vivencias personales, sino que he intentado ponerme en la piel de otras personas.
El estilo también es diferente porque “Poemas descarnados…”, en conjunto, es un libro más difícil de interpretar y de leer por su vocabulario y “Cuando dos son uno” tiene una lectura más fluida.

¿Qué debe tener, según tu criterio, la buena poesía para ser considerada como tal?
Difícil pregunta. Para mí la poesía es el arte de envolver lo cotidiano, vulgar o prosaico con un resplandeciente papel dorado que hace del continente el regalo y no el contenido.

Literariamente, ¿hacia dónde va Rafa Madueño? ¿Cómo te planteas tu futuro?
Pues en el último libro, escrito pero no publicado, digamos que va hacia lo clásico, con un número importante de sonetos. Quizá nadar contra corriente sea mi sino y esto parece que se refleja también en la escritura.
Y el futuro, pues incierto, porque dependerá de la persona que sea dentro de unos años. La evolución personal es un proceso imparable y al igual que hoy no soy la misma persona que hace diez años, en un futuro no seré la misma persona que soy hoy día y eso se verá reflejado en lo que escriba.

WhatsApp Image 2019-10-14 at 23.05.17.jpeg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s