-la review-

Saludos, querido lector, querida lectora. Volvemos tras la pausa después de un verano musicalmente flojito, sobre todo comparado con la locura que fue el del pasado 2021. Sin embargo, en los últimos momentos Roc Marciano y The Alchemist soltaron su esperadísimo trabajo colaborativo, The Elephant Man’s Bones.

Personalmente estaba ansioso por escucharlo, a pesar de la sombra del escepticismo que anida en mí desde el Mr. Morale de Kendrick. Al final me pudieron las ganas y me hice con el pre release. No me decepcioné y puedo decir que este The Elephant Man’s Bones es un firme candidato a disco del año. Pero vayamos por partes.

En el aspecto lírico, Marci se reafirma como uno de los mejores letristas de la escena actual, tanto del sector mainstream como del underground, y como uno de mis tres letristas favoritos de la historia del hip hop. El de Nueva York mantiene su estilo característico: mafioso rap plagado de referencias sexuales y deportivas con alusiones a marcas de lujo y al entorno criminal estadounidense; todo ello adornado de juegos de palabras, aliteraciones y demás figuras literarias, enmarcado en el flow y el delivey a los que Marci nos tiene acostumbrados.

En cuanto a la producción, corre íntegramente a cargo de Alc, que igual que su compañero defiende su posición como uno de los productores norteamericanos más reconocidos del siglo XXI. El californiano saca de su zona de confort a un Marci acostumbrado al drumless con unos beats suaves (ojo a esos pianos) que pese a todo se armonizan perfectamente a sus rapeos.

Las colaboraciones corren a cargo de Action Bronson, Boldy James y Knowledge, pesos pesados del underground, junto a la aparición de Ice-T como narrador en The Horns of Abraxas. Los catorce temas que forman el álbum se complementan con los dos extras que incluye el pre reléase y que no se quedan atrás.

The Elephant Man’s Bones es un disco que si lo tuviese que definir en una palabra, sería “continuista”. Y es que lo que supondría un problema para cualquier artista no lo es para estos dos, máximos exponentes dentro de sus respectivos campos. No innovan: Roc Marciano suena a Roc Marciano y The Alchemist suena a The Alchemist; y aun así logran sonar fresquísimos, dejando claro por qué Alc es el productor fetiche de la escena underground estadounidense y que Marc está lejos de estancarse como MC. Disco muy, muy recomendado.

Y con esto me despido por hoy, amigos. En los próximos días tendremos el nuevo disco de Freddie Gibbs y, si Dios quiere, el de Hoke y Louis Amoeba. Parece que el mes que viene traeré cositas. Cuidaos mucho. Hasta que nos leamos.

Mikel Alonso de Armiño

es el coordinador de Ghetto Blaster

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s