Daniel Tur

Para los que no te conozcan, ¿quién es Daniel Tur? ¿Qué le impulsó a ser ilustrador?

Bueno, casi todo el mundo me llama Dani, actualmente resido en Barcelona, pero soy isleño, nací en Ibiza en el 82. Me considero una persona sencilla e introvertida a quien le apasiona la creatividad en todas sus vertientes; sobre todo me gusta la ilustración y el diseño gráfico.

Pienso que ha sido un cúmulo de cosas lo que me impulsó a ser ilustrador, siempre me ha gustado mucho dibujar, recuerdo desde muy pequeño dibujar siempre a Superman levantando coches. Crecí rodeado de la estética de los 80 y los 90. Mi imaginación se alimentaba de las series de animación de TV, películas, y de la imagen gráfica del mundo del skateboard. Flipaba con los diseños de las tablas de skate o los diseños de las camisetas, los logos, y realmente no tenía ni idea de cómo se hacía eso, pero quería hacerlo y es lo que me impulsó a seguir dibujando.

¿Cómo definirías tu estilo como ilustrador? ¿Cuál es tu técnica favorita?

Qué difícil es esta pregunta porque es algo en lo que no pienso mucho. Sí que he trabajado mucho en la búsqueda de encontrar un estilo y una manera propia de trabajar en la que yo me sintiera cómodo y representado. Me gusta mucho ser muy disciplinado y detallista en mi trabajo. Pienso que mi estilo ha bebido mucho del arte urbano, pero también depende mucho de la técnica que esté usando.

Hay dos técnicas sobre las que me gusta trabajar: una a mano, sobre todo usando tinta, acrílico, etc., y la segunda digitalmente. Me gusta mucho trabajar con programas de vectores como adobe Illustrator, donde fusiono un poco mi parte de diseñador gráfico e ilustrador. Ahora empiezo a practicar dibujo digitalmente con tabletas gráficas.

Tu estilo recuerda mucho al “old school” del mundo del tatuaje. ¿Has pensado alguna vez en dar el paso?

Sí que me inspira mucho ese estilo, sobre todo cuando trabajo técnicas a mano; es un estilo que me sale muy natural y no solo inspirado en el tatuaje old school, sino, como comentaba antes, en la estética del skate y el punk/hard core, como los diseños de carteles de conciertos de los 70/80s; me encantan ese tipo de tipografías que usaban.

Respecto al tatuaje, sí se me ha pasado por la cabeza y mucha gente me lo dice, aunque le tengo mucho respeto a esa profesión.

¿En qué consiste tu aportación a Pinzat? ¿Cuál es la pieza más especial que has hecho con ellos?

Para Pinzat trabajamos un colectivo de unos 30 artistas. Cada uno es libre de hacer el diseño que quiera. Hay varios formatos o modelos para trabajar, según para qué producto sea el diseño, ya puede ser bolsos, mochilas, etc. La mejor parte del proyecto es que cada pieza es única, no hay copias ni se reproduce el diseño. Me parece que eso es lo que hace más especial el producto final.

Pues intento trabajar con la misma ilusión en todos mis diseños. Pero quizás las piezas que más me ha gustado trabajar con ellos son unas colecciones de sillines de bici que pintamos a mano en colaboración con otra marca de bicicletas. La verdad es que por la idea y el resultado final me gustó mucho.

¿Hasta qué punto condiciona el producto final -por ejemplo, los bolsos- el diseño y el concepto de tus ilustraciones? ¿Son plenamente independientes respecto del soporte?

Pues realmente lo único que me condiciona es el tamaño y formato de cada modelo, porque tienes que adaptarte según lo que quieras dibujar. Después ya tienes libertad absoluta para crear, aunque con el tiempo vas viendo qué cosas gustan más a la gente y qué estilo usar según el modelo, con un diseño más estético o uno más agresivo, aunque intento combinar e ir experimentando.

¿En qué notas que hayas evolucionado como artista respecto de tus trabajos de hace algunos años? ¿Qué grado de relevancia ha tenido en ello el auge de la tecnología aplicada a las artes plásticas?

Creo que en estos últimos años he evolucionado mucho respecto a mi dibujo, en mi técnica, composición, en cómo resolver problemas gráficos, rapidez en mi producción y creación de ideas.

Quizás referente a la tecnología yo estoy haciendo el camino un poco al revés. Yo primero estudié diseño gráfico y con la novedad de los ordenadores casi dejé de dibujar a mano, lo hacía todo digital… Con el tiempo empecé a echar de menos lo físico, dibujar, pintar, ensuciarme las manos, entonces decidí estudiar Ilustración y todo cambió. Para mí la mejor parte de todo esto es poder combinar el diseño digital con la ilustración a mano.

Al final la tecnología nos ayuda mucho en el proceso y en cómo finalizar los proyectos gráficos. Es una gran herramienta en todas sus vertientes, pero sigo apreciando, y cada vez más, todo lo que está hecho a mano; todo lo artesanal me parece que tiene un valor extra.

¿Qué canción o playlist te pones para inspirarte a la hora de trabajar?

Últimamente para trabajar estoy tirando mucho de podcast, sobre todo relacionados con el cine, que me encanta, algunos que me apasionan son: La Órbita de Endor, Alkemist y La Fosa del Rancor…

Si tengo que elegir una canción, ahora mismo te diría que The Craft, de Belako, que acaban de sacar en su último álbum.

¿Qué libro hay en tu mesilla de noche?

En mi mesilla creo que hay más cómics de DC que otra cosa, jajaja, aunque ahora mismo también me estoy leyendo el libro “Zona uno”, de Colson Whitehead; trata sobre una epidemia mundial zombi y todo ocurre en Manhattan.

¿Qué artistas te inspiran? Recomiéndanos tres cuentas de IG que te inspiren.

Aquí voy a juntar las dos preguntas para resumir porque la lista de artistas que me inspiran es muy larga, pero tres de los que más me han influenciado y a la vez quiero recomendar serían:

Sebastian Féraut aka Niark 1. Instagram: @niark1

Chad Eaton aka Timber. Instagram: @timberps

Matthieu Bessudo aka Mc Bess. Instagram: @mcbess

¿Tienes alguna espinita clavada como ilustrador, algo que te quede por hacer?

Pues aquí lo tengo muy claro: aprender animación. Pienso que como ilustrador ver que tus creaciones toman vida es genial.

¿Museo favorito?

Museo Picasso de Barcelona.

Haz las cosas que te hacen sentir feliz, puedas vivir de ello o no; haz cosas que te gustan, que te hacen sentir vivo, sin importar las opiniones negativas o las comparaciones odiosas. Sé consciente de que cada uno tiene un camino propio y sus tiempos para cada cosa.

¡Sé agradecido y déjate fluir! ¡Que la fuerza te acompañe!

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s